Tomando Una Muestra De Perfume En El Centro Comercial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Recientemente he pensado acerca de la fe. ¡Qué inspirador resulta escuchar historias de fe! La fe es muy importante para nuestra vida —especialmente en el camino de cambios que nos llevan hacia la salvación. Pero dentro de un contexto más amplio, realmente, ¿qué es la fe?

Bien, digamos que te encuentras en un lujoso centro comercial, uno de esos en los que atienden con exclusividad a la clase más sofisticada de la sociedad…justo allí, en un quiosco en medio del centro comercial una importante marca de perfumes se encuentra obsequiando una muestra de su mejor perfume. Te das cuenta que casi nadie se acerca a pedir una de estas botellas gratuitas. Miras que una mujer muy elegante pasa cerca del quisco, pero ni siquiera mira en esa dirección. Tú, en cambio, te sientes avergonzada porque si te diriges hacia el puesto de perfumes, quizá verán que eres `pobre´ o pensarán que deseas aprovecharte de la situación. ¿Será que las botellas de perfume son gratuitas? ¿Te parecería correcto acercarte para tomar una? Y, ¿qué pensarán de ti si ven que tomarás una muestra de perfume? Finalmente, decides actuar para no perder la oportunidad de recibir un perfume gratis, y caminas directamente hacia el quisco. ¡Ahí está! Eso es fe. Es la acción de apoderarse de algo que está disponible, independientemente de los sentimientos que tengas en tu interior.

Usualmente, nos privamos de los beneficios que la fe nos ofrece porque es demasiado simple y pensamos que es excesivamente bueno para ser verdad.

La fe en el perdón, por ejemplo. Voy a darte un ejemplo contemporáneo. Tomas tu teléfono celular diciéndote a ti misma que solamente “echarás un vistazo”. Piensas que solo te tomará un momento, después de todo, necesitas concentrarte en otras actividades más importantes. Sin embargo, he aquí, dos horas más tarde, te das cuenta que el tiempo voló. Te sientes terriblemente culpable, pones a cargar tu celular mientras piensas en la irresponsabilidad de tu acción, piensas en las cosas que pudiste haber realizado en esas dos horas y en el horrible cargo de conciencia que llevas por esta decisión. Constantemente recuerdas este evento y te sientes cada vez peor. El perdón se encuentra justamente ahí, ¡completamente disponible! ¿Fueron tus acciones irresponsables? Sí, pero Jesús te perdona. Si la fe fuera usada para alcanzar y abrazar con fuerza el perdón, tendrías la motivación suficiente para redimir tu error y recuperar el tiempo perdido y, al mismo tiempo, evitas los pensamientos negativos que te llevan a sentir culpa y depresión por el error cometido.

¡¿Y qué hay sobre las promesas?! En la Biblia se encuentran maravillosas promesas que al leerlas sin fe solamente se muestran como palabras bonitas. Pero si las leemos con fe ¡están llenas de vida! Cierra tus ojos, respira profundo y escucha el canto de los pajarillos. Ninguno de ellos cae sin el permiso de Jesús; Él tiene cuidado de cada una de sus criaturas. Además, en la Biblia encontramos que Dios nos tiene un cuidado mucho más especial que las avecillas. Si tu lees estas declaraciones con fe, entonces sentirás que el amor de Dios te rodea por completo, así comprenderás que Él comprende la gran tribulación por la que estás pasando (cualquiera que esta sea) Él cuidará de ti.

El verso de Juan 3:16, uno de los más conocidos en todo el mundo, es perfecto si leemos el mensaje con fe y lo aplicamos a nuestra vida: Porque de tal manera amó Dios al mundo que envío a su único Hijo para que todo aquel que en Él crea (la fuente de la vida, el más sabio entre los sabios) no perezca (consumido por los problemas, adicciones, circunstancias) sino que tenga vida eterna.

Oh…la fe es un débil regalo que se fortalece paso a paso cuando la ejercitamos diariamente escuchando y leyendo acerca de Dios y su amor por nosotros.

Desafortunadamente, a veces podemos fracasar. Pero tan pronoto como comprendamos el error, podemos acudir a ella nuevamente.

Y recuerda: la fe es la acción de alcanzar todo aquello que es posible tomar, aun cuando sientes que nos es correcto hacerlo. ¡Disfruta!

Photo: Gabriela Machado (@garrbz)

2 thoughts on “Taking the Perfume Sample at the Mall”

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Girl writes in journal
The Girl Writes is a space created by women for women. Everything in a faith-based perspective. No adaptations necessary. Learn more.

Related Posts

The Gift of Suffering

The Gift of Suffering

Have you ever considered suffering as a gift? Strange, isn’t it? But as we talk about suffering today, I hope you will come to see it as a blessing too.

LEA MÁS »
es_PE